ARTE, ARQUEOLOGÍA e HISTORIA

Visita guiada al Monumento a los caídos en la batalla de Alcolea (1868)

Autor: Guillermo Rosas Muñoz de Toro

Jueves 4 de agosto de 2011 por Guillermo Rosas Muñoz de Toro

Convertir a formato PDF

VISITA GUIADA AL MONUMENTO A LOS CAÍDOS EN LA BATALLA DE ALCOLEA 1868

por Guillermo Rosas Muñoz de Toro

Batalla de Alcolea

INTRODUCCIÓN

  Después de haber escuchado las magníficas conferencias del Aula de Historia que los profesores Cosano, Enrique Aguilar y Espino Jiménez impartieron a petición de la asociación Arte, Arqueología e Historia sobre el Sexenio Revolucionario, se comentó el desconocimiento existente sobre el monumento a los caídos en la batalla de Alcolea de 1868. Por este motivo, planteé el realizar una visita al lugar donde se ubica a la par que llevar a cabo una charla descriptiva de la batalla desde el punto de vista militar y su contexto histórico.

Tras ser aceptada la propuesta, la visita se realizó el pasado día 1 de mayo de 2010. Es de agradecer la aptitud positiva que el Excmo. Sr. Iván de Arteaga, marqués de Armunia y propietario de la finca Ribera Alta dio desde el momento que se presentó la propuesta de una visita en grupo, facilitando el acceso e incluso asistiendo a la visita.

Dicen que todo historiador es un “traidor” a la historia porque queriendo o sin querer adapta la historia a su modo de pensar o modo de ser, lo cual es inevitable porque como bien decía Unamuno: yo soy yo y mis circunstancias. Por eso, para evitarlo en la medida de lo posible, cuando profundizo un poco en un tema procuro documentarme con fuentes de información de los dos bandos implicados, en este caso: revolucionario e isabelino, y si coinciden en un noventa y nueve por ciento, deduzco que es verdad. De lo contrario, habría que seguir contrastando fuentes para llegar a una conclusión aceptable.

En este caso, por parte revolucionaria he seguido al escritor y periodista cordobés Francisco Muñoz Leiva, que fue enlace entre el comité revolucionario y el general Serrano, duque de la Torre, quien estaba al mando de las tropas sublevadas.

Por parte isabelina o gubernamental, al comandante de infantería Eugenio Santos Rodrigo en su artículo para la revista de Historia militar “La batalla de Alcolea en los papeles de E. M. del marqués de Novaliche, mariscal de Campo Crispín Ximénez de Sandoval, 1868”.

 

EXPLICACIÓN TÁCTICA Y TOPOGRÁFICA

 

 

    Novaliche planteó su despliegue en dos columnas: un eje de progresión, por la carretera de la margen derecha del Guadalquivir entre Villafranca de Córdoba y Alcolea. Los lugares más significativos que encontramos en la zona son la ermita de Nuestra Señora de los Remedios, la presa de Villafranca que no estaba construida en aquella época, el castillo de Kant Hisn, vulgarmente llamado Los Torreones y que hoy se cree que es la antigua mansión romana Ad Decumo, el cortijo de Ribera Alta, el puente Mocho sobre el río Guadiato, los arroyos Yeguero y Bonaguas, la finca El Capricho y el cortijo de Pendolillas. Novaliche recorrió toda esta zona para caer por la espalda del puente de Alcolea defendido por las tropas del general Serrano. El otro eje recorre la antigua nacional IV, desde la estación de El Carpio, Las Cumbres, la estación de Los Cansinos y la Vega de Alcolea para llegar de frente al puente.

El planteamiento del general Serrano, duque de la Torre, fue sencillo: se fortificó en el paso sobre el río Guadalquivir a la altura del puente de Alcolea y esperó, puesto que el tiempo jugaba a su favor debido a las circunstancias que reinaban en el resto de España en aquellos momentos.

TROPAS PARTICIPANTES EN LA BATALLA

Por la parte isabelina, participaron unos diez mil hombres repartidos en dos divisiones de Infantería, una división de caballería, una brigada de artillería con 32 cañones de campaña, una brigada de vanguardia y varias unidades auxiliares de menor rango.

Por parte de Serrano, se cree que era un contingente muy similar, algo menor y con menos artillería, pero luchando a la defensiva y muy bien situado.

En total, se estima que el personal participante en esta batalla ascendió a unos diez y ocho mil hombres con unas sesenta piezas de artillería y unos dos mil caballos.

Sin entrar en motivos políticos ya explicados en las conferencias impartidas por los profesores citados anteriormente, la acción empezó el 13 de septiembre con la sublevación del almirante Topete en Cádiz. Éste delegó el mando de las tropas sublevadas en el general Serrano hasta el 28 de septiembre cuando ocurre el encuentro en el puente de Alcolea.

LA BATALLA

Novaliche, apremiado por el gobierno central, ataca de frente y con energía por el puente bien defendido por Serrano. Una y otra vez, es repelido por las tropas situadas en él. Viendo que no lo conseguía y temiendo la desmoralización de las tropas se pone al frente de la vanguardia, con tal infortunio que un casco de metralla impacta en su cara hiriéndolo gravemente. De ahí, la canción popular:

El General Novaliches

en Córdoba quiso entrar

y en el puente de Alcolea

le volaron la quijá

 

 

 

Es retirado del campo de batalla y toma el mando su segundo de abordo, el general E. M. Crispín Jiménez de Sandoval. Anochecía ya cuando toma la decisión de retirar las tropas y entablar negociaciones con el general Serrano.

 

En total, hubo unas cuatrocientas bajas y unos seiscientos heridos.

 

EPÍLOGO

La consecuencia inmediata de esta batalla fue la caída de la dinastía borbónica con el exilio de Isabel II. Los seis años posteriores, de 1868 a 1874, llamados Sexenio Revolucionario, dio origen a uno de los periodos más turbulentos de la Historia de España, ya de por sí bastante tensos por las sublevaciones, motines, revueltas, guerras en Sudamérica, expedición a México e Indochina, guerras carlistas, cantonalismo, etc.).

Siguió una regencia del general Serrano que dio paso a una nueva dinastía encarnada en Amadeo I de la Casa de Saboya patrocinada por el general Prim, el cual no llegó a verla reinar al ser asesinado y que duró apenas dos años. A continuación llegó la Primera República que duró solamente un año en el que se sucedieron cuatro presidentes. Ésta fue finiquitada por el general Pavía al disolver el Parlamento. En 1874 el general Martínez Campo proclama en Sagunto al nuevo rey Alfonso XII, volviendo la dinastía borbónica a reinar en España.

 

CONCLUSIÓN

 

Ilustración 3: Esquema de la batalla extraído de “La batalla de Alcolea en los

papeles del E.M. del Marqués de Novaliches […]”

 

En definitiva, con esta visita guiada deseé despertar en todos los asistentes el respeto y recuerdo a estos caídos, simbolizados en el Monumento a los caídos en la batalla de Alcolea de 1868 que dieron su vida por una España mejor, de los cuales, nosotros somos sus herederos y beneficiarios.

 

 

 

Aprovecho la ocasión para llamar la atención sobre el estado de abandono del monumento, haciendo un llamamiento al Ayuntamiento, al Ejército, la Diputación o administración pública competente, y a los ciudadanos con buenos sentimientos, de tal forma, que sin olvidar que se encuentra en una finca privada, sea posible visitarlo por los amantes de la Historia, porque como se suele decir: el país que no conoce su historia está condenado a repetirla. Y como acabamos de ver, la historia de España tiene hechos sublimes pero otros no tanto que sería mejor no repetir.

 

BIBLIOGRAFÍA

· LEIVA Y MUÑOZ, Fco. de. La batalla de Alcolea o memorias íntimas, políticas y militares de la Revolución de 1868. Córdoba: Imprenta, librería y litografía del Diario Córdoba, 1879.

· ESPINO JIMÉNEZ, Fco. M. Todos los hombres de Isabel II: Diccionario biográfico de los protagonistas del reinado en Córdoba. Cuaderno de Ciencias Sociales y Humanidades de la AECSH.5.2009.

· “La batalla de Alcolea en los papeles del E.M. del Marqués de Novaliches. Mariscal de Campo Crispín Jiménez de Sandoval (1868)”. SANTOS RODRIGO, EUGENIO. Cte. Infa. Revista de Historia Militar.

· Ilustraciones de Manuel Pícalo y P. Férreo (Depositadas en la Biblioteca Municipal de Córdoba).

 

 

 



 


Portafolio

ARMAS DE LA EPOCA
Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 381314

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio CRÓNICAS de ACTIVIDADES  Seguir la vida del sitio Por años  Seguir la vida del sitio Año 2010   ?

Web creada por Nando